Consejos claves para prevenir de amistades peligrosas y preservar nuestra privacidad en las redes sociales

Comparto una serie de consejos difundidos por la compañía de software de seguridad ESET para que nos conectemos de forma segura con nuestros amigos a través de las múltiples plataformas y aplicaciones en Internet.

Esta posibilidad de conocer gente y conectarnos con amigos, que permite el uso masivo de Internet y las redes sociales, trae aparejado algunos peligros o cuidados que debemos tener. Teniendo en cuenta que muchos delincuentes aprovechan estas herramientas digitales para cometer delitos, haciéndose pasar por amigos falsos.

1. Atención con lo que publicamos en redes sociales

Debemos ir con cuidado considerando cuándo y con quiénes compartimos nuestras fotos de vacaciones donde abandonamos nuestros hogares o viviendas.

Sobre todo si en esas fotografías y vídeos se incluye a personas que no han dado su permiso o a menores sin autorización de sus padres, con lo que podríamos estar nosotros mismos cometiendo un delito.

En este sentido, es necesario limitar el alcance de nuestras publicaciones a aquellos usuarios más cercanos. Para eso deberemos primero separarlos por grupos para que, cuando vayamos a compartir contenido en redes sociales, solamente puedan verlo aquellas personas que nosotros queramos.

Obviamente, nuestros contactos también han de estar educados para no compartir esas publicaciones con otras personas; si no, esta precaución no sirve de nada.

2. Precaución con nuevos contactos que no conocemos del todo

En reiteradas ocasiones conocemos amistades temporales, normalmente porque coincidimos con esas personas en una ubicación o un evento en concreto.

Es posible que ese primer contacto después se traduzca en una petición de amistad en redes sociales y ahí es donde deberemos aplicar muy bien nuestro criterio para decidir si merece la pena que esa persona que acabamos de conocer o con la que hemos compartido apenas unas horas merece estar al tanto de nuestra vida.

3. Ofertas tentadoras que comparten todo tipo de contactos

Debemos estar atentos a cualquier comunicación fuera de lo normal que provenga de contactos que podemos, o no, conocer, ya sea a través de correo electrónico o de mensajes en redes sociales o incluso WhatsApp.

No es raro ver cómo aparecen mensajes que anuncian billetes de avión o paquetes de vacaciones a precios muy baratos y, si bien hay posibilidad de encontrar ofertas irresistibles de última hora, éstas se suelen anunciar en portales de confianza y no mediante mensajes intercambiados entre usuarios particulares.

Por eso mismo, si pulsamos sobre alguna de estas supuestas ofertas, debemos ir con mucho cuidado a la hora de enviar cualquier tipo de información personal, así como también a la hora de descargarnos cualquier aplicación sugerida mediante el envío de un enlace o aparecida tras rellenar una encuesta.

4. El ciberacoso no entiende de vacaciones

Si hay un problema que ha ido aumentando durante los últimos años y que no se detiene es el ciberacoso sufrido, sobre todo, por muchos menores.

Algunos pueden pensar que este tipo de ataques sólo ocurren en el ámbito escolar. Sin embargo, la utilización de las redes sociales permite que víctima y acosador o acosadores sigan en contacto por fuera de la época de clases y que los insultos y burlas no se detengan durante estos meses.

Es importante aprovechar y abordar en familia este tema para buscar soluciones.

Lo mejor en estos casos es recomendar a nuestros hijos que avisen a los adultos cuando observen algún caso de acoso o ciberacoso entre sus amigos o ellos mismos.

 

Comentarios


Deja un comentario