¿Cuánto cuesta vivir en el barrio?

Este informe fue publicado en la revista La Luciérnaga N° 168 del mes de octubre de 2011.

Un índice de precios, desde los barrios y con la participación de los vecinos

El año pasado, un grupo de estudiantes y profesionales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) percibieron que, entre los datos que publicaba el organismo nacional de estadísticas y los intereses de las consultoras privadas, existía una brecha para generar un indicador fiable, transparente y, sobre todo, participativo. Así surgió el Índice Barrial de Precios, desarrollado por el Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales (Cippes) junto con el movimiento social Barrios de Pie.

Lo primero que hicieron, luego de armar el proyecto, fue presentarlo en la convocatoria de becas de la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional de Córdoba. El resultado fue el esperado. Entonces, significó el momento preciso para poner en marcha el Índice Barrial de Precios.

Los vecinos relevarían los precios de los productos y los técnicos profesionales del Cippes los procesarían.

Pero, ¿qué es el Índice Barrial de Precios?

Consultamos a dos integrantes del equipo artífice de este proyecto.

Alfredo Schclarek Curuchet, doctor en Economía, es el director académico del centro de investigaciones. Sobrino del mítico abogado Alfredo “Cuqui” Curuchet, asesor inclaudicable de los sindicatos combativos en la década del ´70 y asesinado el 10 de septiembre de 1974 por la Triple A. “El IBP es un proyecto becado por la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional de Córdoba que mide la Canasta Básica de Alimentos tomando los mismos productos que utiliza el Indec, lo que permite comparar ambos datos”, señaló.

A la par, se sentó Pablo Gallo, quien está finalizando las últimas materias de abogacía. Es un apasionado de lo que hace y

se trasluce en sus palabras. Sus compañeros lo eligieron como director ejecutivo del Cippes, una asociación sin fines de lucro. “El Índice Barrial de Precios es un esfuerzo intelectual y organizativo surgido desde la Universidad Nacional de Córdoba, que refleja lo que sucede en la realidad de los barrios, con una metodología propia”, asegura con vehemencia.

“Lo que hicimos fue tomar el listado de precios mínimos de los productos de la Canasta Básica Alimentaria, señalando el valor de los bienes que satisfacen las necesidades nutricionales según los hábitos de consumo predominantes”, indicó Schclarek Curuchet.

Para realizar este indicador se toma el precio más bajo de cada producto existente en cada negocio encuestado. La razón de relevar los productos por precio más bajo –según explicaron– se debe a que permite resolver el problema de inexistencia de iguales marcas en los comercios barriales, homogeneizando los datos a través del precio. “Tomamos el precio más bajo ya que se pretende medir el costo mínimo de subsistencia”, definió Gallo.

 

“Esta iniciativa surgió porque, lamentablemente, carecemos en la actualidad de datos fehacientes y fiables sobre los indicadores socio-económicos en los barrios, sobre cómo se vive, cómo afecta la suba constante de la canasta básica de alimentos a las familias”, añadió el director ejecutivo del Cippes.

En primera instancia, se realizó un censo de comercios en los barrios populares de Córdoba. Luego, se seleccionaron aleatoriamente una muestra de ellos. Y todos los meses se relevan los precios en esos mismos negocios. El indicador se realiza en verdulerías, carnicerías, almacenes y supermercados de 13 barrios de la ciudad de Córdoba.

La Canasta Básica Alimentaria del Índice Barrial de Precios, con la cual se calcula la línea de indigencia, en la última medición hasta el cierre de la edición, presentó en agosto un valor de $ 1.166.11 para una familia tipo. Mientras que, a partir de este informe, se establece que la línea de pobreza en los barrios de Córdoba es de $ 2.577.10 para una familia tipo.

A partir de estos datos, Schclarek Curuchet evaluó que “estos son datos que difieren significativamente de los que elabora el Indec”.

Índice Barrial de Precios

Línea de Indigencia: $ 1.166.11 para una familia tipo

Línea de Pobreza: $ 2.577.10 para una familia tipo

INDEC

Línea de Indigencia: $ 609,56 para una familia tipo

Línea de Pobreza: $ 1.347,33 para una familia tipo

El principal cuestionamiento a la manipulación de las estadísticas es que la importancia de las correctas mediciones consiste, justamente, en poder dar cuenta de esta realidad, para luego, tomar las decisiones políticas correctas, orientadas a que todos los ciudadanos puedan obtener dignas condiciones de vida.

“El valor de estos indicadores es que todas las políticas públicas se basan en ellos”, consideró el director ejecutivo del Cippes. Y agregó: “Para nosotros, la transparencia es sinónimo, y sólo es posible lograrla, con la participación y el compromiso ciudadano”.

Mientras que la coordinadora provincial de Barrios de Pie, Marta Juárez, expresó que “el Índice Barrial de Precios (IBP) es producto de la confluencia del pensamiento universitario y el potencial organizativo del movimiento, orientado a resolver el problema de la falta de indicadores socio-económicas creíbles, que trajo aparejado la intervención del Indec, por el Gobierno nacional”.

Otra consideración que Juárez sostuvo es que “el IBP representa una herramienta metodológica y participativa para que desde el interior de nuestros barrios, con nuestras organizaciones vecinales y de la forma más transparente posible, se ponga un límite a la incertidumbre que representan los datos oficiales y privados”.

Otras organizaciones que sumaron su apoyo al desarrollo del Índice Barrial de Precios (IBP) son la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y la Asociación de Docentes e Investigadores Universitarios de Córdoba (Adiuc).

Barrios de Córdoba donde se realiza el IBP:

* Villa El Libertador

* Villa Siburu

* José Hernández

* San Roque

* Chingolo III

* Recreo Norte / Guiñazú

* Los Filtros

* Yapeyú

* Ciudad de Mis Sueños

* Ciudad Evita

* Pueyrredón

* Asociación Civil Suquía

* Ituzaingó

Variación mensual de la Canasta Básica Alimentaria (Línea de Indigencia) y de la Canasta Básica Total (Línea de Pobreza).

“La realidad de la vida”

Daniel Castro es cordobés de “pura cepa”. Vive con su familia en Ciudad Evita desde el 8 de mayo de 2004, año en el que se mudaron desde el asentamiento “Capullos de Esperanza”.

Siempre trabajó por su cuenta en la construcción. “Vos me das a mí el terreno, y yo te doy la llave para entrar a tu casa”, aseguró, sonriente, con una fe ciega en su experiencia.

Hace unos años sufrió tres infartos que le imposibilitaron continuar trabajando en la obra. “Te digo que no le tengo miedo a trabajar, cuando me sale algo, voy y lo hago. Después pago las consecuencias, quedo tirado”, y nos contó por qué tiene que hacerlo: “Hay veces que me tengo que mover, sino me cago de hambre”.

“No se puede depender –lamentó Daniel– de un carro, te da hoy y mañana no te da nada”. Al mismo tiempo, se lo nota agradecido de contar con la ayuda de uno de sus hijos en la recolección.

Hace 3 años que participa en el movimiento social Barrios de Pie. Comenzó ayudando a una vecina que brindaba una copa de leche, pasado un tiempo esa mujer no pudo continuar con el trabajo y él decidió hacerse cargo de esa tarea junto con su esposa.

“Empezamos de a poco, primero con el comedor y, actualmente, tenemos una copa de leche para más de 150 niños”, comentó orgulloso.

Desborda entusiasmo por las tareas que realiza en su barrio a partir de las iniciativas de la organización de la cual forma parte. “Empecé a ir a las reuniones, me gustó por los compañeros que tengo que son todos re piolas y nos apoyamos y organizamos entre todos”, sostuvo.

–¿Qué te pareció la propuesta de realizar el Índice Barrial de Precios?

–Muy buena, porque si fuera por lo que dice el Indec, y lo que acusa el Gobierno, nada que ver con lo que está viviendo la gente. Porque el Gobierno te dice que una familia tipo puede vivir con 1.200 pesos pero no es así, yo quisiera darles a ellos para que vivan con esa plata. Tenés que estar con la realidad de la vida.

La responsabilidad de Daniel es recorrer, al inicio de cada mes, los comercios que se le asignaron para el relevamiento de los precios. “Me gusta hacer el Índice Barrial de Precios porque vos salís y ves la justa, lo que es. Estamos midiendo seis almacenes y una verdulería que ya tenemos fichadas. Y después salimos con la planilla, a la mañana una vez al mes, a buscar los precios”, nos relató satisfecho por su participación en la concreción del indicador.

Esta participación le permite observar que en los comercios del barrio “ya están empezando a vender cosas sueltas. Se llevan fideos para hacer sopa, por uno o dos pesos, porque no se puede”. Esto implicaría un reacomodamiento necesario en la metodología del Índice Barrial de Precios.

“Con el Índice Barrial de Precios le estamos dando al Gobierno la realidad de la vida, el precio justo de lo que uno tiene que gastar en cotidiano, en los barrios. Vendríamos a ser, como quien dice, una piedra en el zapato”, evaluó.

En el barrio-ciudad, la mayoría trabaja –según mencionó el referente de Barrios de Pie de la zona– en la recolección y separación de la basura. “Acá somos casi todos carreros o changarines de obra y vivimos con lo que da la semana de trabajo”, precisó.

El mundo real para Daniel es que “hay días, que al salir con el carro a cirujear, se junta para parar la olla, pero hay días que no se tiene”.

“El Gobierno, para mí, ya que nadie le cree a lo que dice el Indec, debería llamar a la gente de los barrios para cosas como el Índice Barrial de Precios, donde la gente pueda participar y formar parte”, concluyó.

Para mayor información, consultar:

Página web: www.cippes.org

Twitter: @Cippescba

Facebook: Cippes Cordoba

 

Comentarios


Deja un comentario