De qué se trata el debate constitucional sobre asunción de Hugo Chávez

El 10 de diciembre, el presidente reelecto, Hugo Chávez, debería asumir ante el parlamento unicameral –Asamblea Nacional– pero ante la enfermedad que lo tiene convaleciente en Cuba, deberá hacerlo -sostiene el chavismo- ante el Tribunal Supremo de Justicia.

En cambio, desde la otra vereda, la oposición argumenta que debe asumir ese día la presidencia del país caribeño el titular de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y convocar a elecciones dentro de los 30 días.

Pero ingresemos de lleno a lo que dicen textualmente los artículos de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

En su artículo 231 se establece que “el candidato elegido tomará posesión del cargo de Presidente de la República el diez de enero del primer año de su periodo constitucional mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”

En el caso de que no lo pudiera hacer, como ya se ha confirmado, para que se llame a elección en 30 días debería constatarse y aprobarse en el parlamento la “falta absoluta” de Chávez.

Esto indica el artículo 233: “Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional, el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato”.

Sólo en ese caso, cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional.

Como éste no es el caso, ya que Chávez no ha muerto ni ha renuncia, ni se lo ha destituido, ni sufre de incapacidad física o mental permanente, ni siquiera ha abandonado el cargo, se debe encargar de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva. En este caso, el designado fue Nicolás Maduro.

Esto lo reza el artículo 234: “Las faltas temporales del Presidente o Presidenta de la República serán suplidas por el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva hasta por noventa días, prorrogables por decisión de la Asamblea Nacional por noventa días más”.

Este sí es el caso del presidente Chávez.

 

 

Comentarios