Claudio Orosz: “En Argentina, hubo resistencia a la dictadura militar”

En la nueva sede del Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba, ubicada en barrio General Paz, se realizó el jueves 29 de marzo la presentación del Observatorio de Derechos Humanos de dicha institución y un homenaje a los psicólogos y estudiantes de psicología desaparecidos en la década del ´70, víctimas de la represión y el Terrorismo de Estado en Córdoba.

En primera instancia, la apertura del acto contó con la palabra de la presidenta del Colegio, Angélica Dávila, quien inició su alocución con una cita de Hannah Arendt: “Hay demasiado gente en el mundo como para que el olvido sea posible; siempre quedará un hombre para contar la historia”.

“Una sociedad diezmada, con 30 mil jóvenes torturados y asesinados, no puede más que dejar graves consecuencias en el colectivo. Además de los mecanismos de inducción, miedo, silencio y ruptura de los lazos sociales, utilizados para someter a la población. Todo con la perversa intencionalidad de re-instaurar el liberalismo y la dependencia económica del país del norte, imponiendo por el terror los intereses del imperialismo  y de las clases dominantes”, analizó Dávila.

Terminó con la lectura del Plan del Ejército de febrero de 1976 sobre la acción psicológica planificada: “Finalidad: Realizar permanentemente actividad de acción psicológica sobre el público interno y externo y sobre los públicos afectados por las operaciones, con el objeto de predisponer favorablemente y lograr su total adhesión en apoyo de la misión impuesta. La acción psicológica sobre públicos externos estará a cargo de otra medida”.

Luego, Claudio Orosz, abogado querellante en los juicios por la memoria, verdad y justicia donde se logró la sentencia de Luciano Benjamín Menéndez y Jorge Rafael Videla, recomendó la película “Escuadrones de la muerte: la escuela francesa”, de la realizadora francesa Marie-Monique Robin, documental en el que militares argentinos reconocen haber aplicado durante ‘La operación Cóndor’, técnicas de tortura y desaparición importadas de Francia.

“Los derechos humanos no tienen sólo que ver con la memoria, verdad y justicia de los que nos pasó, sino también con lo que hoy se delinea, día a día, con la actitud de cada uno de nosotros, con nuestra participación”, indicó.

“Hannah Arendt marcaba una cuestión que se dio casi por primera vez en la historia del derecho internacional, fue que en medida que nos alejábamos del juzgamiento del autor material hacia las esferas de mando hasta llegar al organizador y al proveedor de los medios necesarios para que el autor material realizara el secuestro, la tortura y los asesinatos, la responsabilidad iba in crescendo”, explicó Orosz. Después mencionó que en los cuatro juicios en Córdoba se aplicó la teoría por la cual se juzgan las estructuras estatales de poder organizado criminal, permitiendo condenar al dictador Videla con las penas más altas que establece el código penal argentino.

Además, aseveró que la dictadura militar no pudo llegarse a un estado totalitario porque “el individuo no fue cooptado por la guerra psicológica, hubo un gobierno criminal y autoritario, pero también existió mucha resistencia”.

“Hoy estamos discutiendo estas cosas porque en la Argentina hubo resistencia. El mayor símbolo de esa resistencia fueron las ´viejas locas´, las Madres de Plaza de Mayo”, destacó.

En el momento más emotivo del acto, se descubrieron dos placas en homenaje a los colegas y estudiantes desaparecidos en la década del `70, con la presencia de Amalia Scaiola, ex presidenta del Colegio de Psicólogos de Córdoba; y Alejandra Jerez, licenciada en psicología cuyo padre fue secuestrado y desaparecido por la última dictadura militar.

Gloria Moroni, secretaria de acción social del Colegio, presentó los fundamentos y los objetivos de la creación del Observatorio de Derechos Humanos. “El Observatorio persigue ser un espacio de integración interinstitucional e intersectorial, para contribuir con las organizaciones vinculadas a los DDHH, mediante el monitoreo de la efectivización de los derechos a través de la legislación y las prácticas”, definió.

 


En el salón “13 de octubre de 1974”, día que se instauró como el día del psicólogo, se exhibe la muestra fotográfica “Ni un Paso Atrás” de Hugo Suárez.

Finalmente, el homenaje culminó con la actuación del artista “Toto” López.

 

Comentarios


Deja un comentario