Ni Una Menos: nueve femicidios, la peor noticia que no debemos naturalizar en Córdoba

¿Qué hacer? ¿Qué respuesta puede dar el Estado? ¿Cómo debe reaccionar la sociedad? Estas y muchas otras preguntas sacuden a Córdoba, y al país, tras la ola de femicidios por la violencia machista patriarcal, que considera que las mujeres son de sus propiedad, y de nadie más.

Hombres enfermos e irracionales que actúan con una sed asesina que provocan pavor en la sociedad. En dos semanas aparecieron cuatro mujeres asesinadas brutalmente: Lis Funes, Johana Altamirano, Carina Drigani y Celeste Montes.

ni_una_menos.jpg_2022351398

En este año, en Córdoba se produjeron nueve femicidios y las estadísticas siguen creciendo. Pero quiénes son las víctimas, que muchas veces intentan transformar en victimarias:

Elizabeth Balmaceda fue asesinada por su esposo, Marcelo Bernabé.

Leonella del Valle Cabrera, de 16 años, fue muerta por su pareja de 37 años en la localidad de Sebastián Elcano. Él se suicidó.

Lorna Mateluna Sala, de 43, fue asesinada en un camping de San Marcos Sierra Justo Ismael Pereyra, detenido e imputado por el delito de “homicidio agravado por violencia de género”.

Micaela Gutiérrez, de 26 años, a quien la mató su ex pareja Guillermo González, quien después se suicidó.

Yamila Candela Garay, de 21 años de edad, después de dos días de búsqueda la encontraron muerta cerca de Huerta Grande; está detenido Lucas Di Giovanni, su ex novio.

lis-funes-1

Lis Funes, de 43 años, no contaba con botón antipánico y fue atacada por su ex pareja, Iván Lesta, mientras dormía en su vivienda del country La Estanzuela, en La Calera.

Johana Altamirano, de 19 años, fue hallada sin vida en el cauce de un arroyo en Alta Gracia el 28 de abril. Por el crimen está detenido un joven de 22 años.

10891655_938898632787980_1678240427754818638_n

Carina Drigani desapareció el martes de su lugar de trabajo en barrio Alberdi, donde era su consultorio de kinesióloga, dejando allí el botón antipánico y sus pertenencias. Finalmente, el jueves apareció sin vida en arroyo de Icho Cruz. Hoy se encuentra detenida su ex pareja, quien contaba con denuncias por violencia de género y amenazas.

Celeste Montes, agente de la Policía de Córdoba, apareció sin vida este viernes por un disparo en la cabeza mientras yacía en su cama. A su lado, en el piso, se encontró muerto al oficial principal Enzo Valdez. La pareja convivía en dicha vivienda. Se habría tratado de un femicidio seguido por el suicidio del criminal.

“Hay criminales que proclaman tan campantes ‘la maté porque era mía’, así no más, como si fuera cosa de sentido común y justo de toda justicia y derecho de propiedad privada, que hace al hombre dueño de la mujer. Pero ninguno, ninguno, ni el más macho de los supermachos tiene la valentía de confesar ‘la maté por miedo’, porque al fin y al cabo el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”.

Por Eduardo Galeano (texto que introduce la canción “Nunca más a mi lado” de No Te Va Gustar).

 

Comentarios


One Reply to “Ni Una Menos: nueve femicidios, la peor noticia que no debemos naturalizar en Córdoba”

  1. […] En este caso, Luis trabaja desde una mirada social, desde la problemática de género, donde la violencia machista y patriarcal ya se llevó nueve vidas en Córdoba. […]

     

Deja un comentario