Peligro de grooming: el camino debe ser el diálogo y la educación en el uso de las redes sociales

Este lunes estuve como invitado en el programa ‎24 Tarde‬ por Cba24n, con la conducción de Dante Leguizamón y Fernanda González, para debatir y analizar el caso de Micaela Ortega, una niña de 12 años asesinada luego de un engaño por Facebook en Bahía Blanca.

El crimen de Micaela se trató de un típico caso de ‎grooming‬, donde la niña resultó víctima de ciberacoso sexual cuando el delincuente usa una identidad falsa y se camufla como un chico para ganar su confianza.

La primera declaración de Mónica Cid, la mamá de la víctima, ante los medios de comunicación fue: “Mi hija fue víctima de las redes sociales”.

De igual modo, con este terrible caso, emergieron discursos mediáticos de supuestos especialistas que plantean como “recomendaciones” el control y la prohibición del uso de las redes sociales por parte de los chicos.

Algo totalmente inviable e impracticable.

Si les quitamos acceso a internet en el celu, buscan red wifi o compañeros le pasan datos; si le censuras face, abren snapchat o instagram.

En estos horripilantes casos, como el crimen de Micaela, siempre es más fácil seguir alimentando al enano fascista que llevamos dentro antes que elegir el camino del diálogo y la educación.

Cómo actúa un groomer

Para ello profundicemos sobre el accionar característico del “groomer”, para que sepamos educar a nuestros niños en la prevención de estos engaños.

El “groomer” intenta contactar vía internet a niños bajo una falsa identidad para obligarlos a desnudarse o y sacarse fotos o grabar videos y enviárselos.

Generalmente, tienen además archivos de todas sus víctimas y un registro del proceso de seducción a las que fueron sometidas.

La organización Espacio Seguro, orientada a la concientización y la seguridad informática, aconseja que “los padres mantengan una conversación abierta y franca con sus hijos, les adviertan sobre los peligros a los que se exponen, y los acompañen durante sus primeros contactos en las redes sociales”.

La ONG recomienda además que los chicos tengan siempre presente la importancia de mantener privadas sus cuentas antes de subir contenidos en la web, así como evitar dar clic a cualquier enlace sin antes analizar de dónde o de quién proviene.

Entre los consejos, sostienen que es importante inculcar a los adolescentes que no brinden información ni compartan imágenes comprometedoras por chat ni ninguna red social.

También es necesario cambiar periódicamente las contraseñas y utilizar reglas nemotécnicas para recordarlas.

grooming.jpg_1411729811

 

Comentarios


Deja un comentario